El acoso cibernético tiene consecuencias negativas para los niños, y se pueden agrupar en cuatro categorías (psicológica, física, social y académica). En términos del impacto negativo sobre el bienestar psicológico, se ha descubierto que la participación del ciberbullying está relacionada con la depresión, la ansiedad, el estrés, los problemas emocionales, la baja autoestima y los pensamientos suicidas”advierte Néstor González, psicólogo líder en investigación social de la Corporación Excelencia Educativa para Chile.

Ante esta problemática, el Ministerio de Educación (Mineduc) ha lanzado una nueva campaña para sensibilizar y hacer tomar conciencia de los severos daños que genera el ciberacoso o ciberbullying.

Se trata de un bot configurado para detectar palabras ofensivas o insultos, por ejemplo: “guatona fea”, “horrible”, “das aco”, entre otras. Entonces, cuando suceda la falta, se posteará en los muros de los usuarios uno de los cuatro videos con testimonios contra el ciberacoso en sus cuentas de Facebook, Twitter o Instagram.

Al respecto, la Ministra de Educación Marcela Cubillos,  aclaró: “Son palabras que son agresivas y discriminadoras. Está estudiado cuáles son las que hacen mayor daño y esas serán detectadas”, dijo.

Además, la secretaria de Estado aseguró que con esta tecnología no se almacena ni captura información personal.

De acuerdo a las cifras registradas en la Superintendencia de Educación, entre 2017 y 2018, las denuncias por ciberacoso han aumentado en un 63% (de 104 a 170 casos).

Asimismo, también preocupa el problema del ciberbullying, que es la violencia psicológica entre escolares por internet. Según estudios de la misma Superintendencia de Educación, se ha detectado que si bien un 80% de los estudiantes defendería a un compañero en su colegio, solo un 50% lo haría a través de redes sociales o internet.

Para mayor información y datos sobre este estudio, pueden acceder al Centro de Estudios del Mineduc en el sitio web www.haypalabrasquematan.cl.

La sana convivencia es un tema transversal a todas las experiencias educativas de la Corporación Excelencia Educativa, de modo tal, que los entornos de aprendizajes en los colegios y escuelas sean interactivos, sanos y saludables.