Equipo Directivo: Carlos Herrera, administrador; Carla Castillo, directora; Hermana Ana María Tapia; y Víctor Alfaro, coordinador del PME.

Situado en la parte alta de Coquimbo, el Colegio Santa María del Refugio, nació del Espíritu Franciscano que inspiró a la Madre Gregoria Ciccarelli Salone, quien desde su llegada a Coquimbo, por el año 1.966, se dedicó a la misión de servir a los más pobres que recurrían a un pequeño refugio del cerro El Calvario. El mismo lugar, en donde actualmente, se educa a través del evangelio a más de 250 estudiantes.

El Colegio Santa María del Refugio de las Hermanas Franciscanas Misioneras de Jesús, emplazado en calle Padre Hurtado 911, imparte educación parvularia y básica para una matrícula que alcanza los 265 estudiantes.  Su comunidad educativa se caracteriza por ser inclusiva, abierta a todos, especialmente a los más vulnerables del sector, buscando entregar oportunidades de mejora, por medio de una educación íntegra de calidad, en donde prevalece el carisma y la espiritualidad de San Francisco de Asís.

La Hermana Ana María Tapia Rivera, sostenedora del Colegio Santa María del Refugio, destaca los acontecimientos históricos que dieron lugar al surgimiento de la obra educativa construida para el sector de la parte alta de Coquimbo. “La Madre Gregoria, siempre destinó este lugar a la comunidad, entonces ella nos mandó a todas las monjitas a buscar niños, para hacer un centro abierto, porque siempre ha habido mucha vulnerabilidad en el sector”, cuenta.

Baja la noble misión de servir a los más desposeídos, este lugar dedicado a la fe y a servir al prójimo, pasó por varias etapas hasta convertirse en colegio: Policlínico, Centro Abierto al Día (CAD) con subvención de SENAME, entre en 1.992 y 2.001; y el 2 de abril del del 2.001 nació como comunidad educativa.

Desde hace tiempo atrás, el establecimiento ha contado con el apoyo la Corporación Excelencia Educativa para Chile, que les entrega asesoría y orientaciones para una adecuada “Gestión de Recursos” de su Plan de Mejoramiento Educativo.

Dicha dimensión está interrelacionada sistemáticamente con las otras áreas, tal como Liderazgo, Convivencia Escolar y Gestión Pedagógica. En su conjunto son políticas y estrategias que permiten mejorar la gestión escolar, en función de las metas y objetivos institucionales de los establecimientos educativos acogidos a la Ley de Subvención Escolar Preferencial.

Mejora en la gestión de recursos

 Carlos Herrera, administrador del Colegio Santa María del Refugio. 

“Excelencia Educativa ha apoyado el trabajo de Carlos, entonces eso nos ha favorecido y liberado, porque era una espinita que teníamos desde hace tiempo. El poder organizar a través de procedimientos sistemáticos que ayuden a la administración y gestión de los recursos”, señaló al respecto la directora Carla Castillo Varas, dando a entender además que la incorporación de un profesional ha sido fundamental para mejorar el manejo del Área de Gestión de Recursos.

En ese sentido, por medio de un sofware con una matriz para medir todos los gastos contables, se organiza con datos instantáneos la gestión de personal, la gestión de recursos financieros y la gestión de recursos educativos.

Sobre ello, Carlos Herrera, administrador del Colegio Santa María del Refugio, detalló que, “en esta dimensión (Gestión de Recursos) yo tengo a cargo 6 acciones, en las cuales, se presentan diversos medios de verificación. En este proceso, Excelencia Educativa me ha ayudado bastante, con Rubén y Ayling (Gestores), pues ellos me han ayudado en el ordenamiento para juntar los medios de verificación y poder cumplir el 100% de las acciones”.

De acuerdo a los datos constados por el Simce en la Agencia de la Calidad de la Educación, los escolares del Colegio Santa María del Refugio, entre un 57% a 75% de sus estudiantes se encuentra en condición de vulnerabilidad social. Razón por la cual, afirma Carlos Herrera, que, “hay acciones en las cuales se pueden ir sacando algunas conclusiones, que son el apoyo de gestión administrativa y el apoyo de los profesionales SEP, quienes fueron contratados sobre el 50% establecido para recursos humanos. Es necesario contar con más personal de apoyo, ya que trabajamos mayormente con niños vulnerables del sector, por lo tanto, necesitamos el apoyo de profesionales para desarrollar la labor pedagógica. En esto, me ha ayudado bastante Excelencia Educativa, para tener ese orden”, señaló.

 Atención a las diversas necesidades educativas

En este sentido, el buen manejo de los recursos facilita la gestión de las otras áreas, para atender todas las necesidades que surgen en la gestión del Colegio Santa María del Refugio. Es por esto, que, a través de una Plan de Mejoramiento Educativo, mediante la asesoría educativa y el trabajo en equipo, se planifica las estrategias y metas, que dan sustento a los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Así lo comentó Víctor Alfaro Rojas, el coordinador del Plan de Mejoramiento Educativo. “Luego de una evaluación como equipo, se crearon 23 acciones que cumple este Plan de Mejoramiento para este 2018, en este trabajo hubo asesoramiento de Excelencia Educativa, ellos aportaron con instrumentos, gestiones o ideas, que tanto, como don Ricardo, Ayling y Rubén han entregado al colegio”, afirmó.

De esta manera, a lo largo del 2018 se han ejecutado acciones que han sido significativa para los estudiantes. “A través de nuestro plan de mejoramiento, tenemos acciones transversales, que, por ejemplo, han permitido que nuestros estudiantes tengan salidas pedagógicas a la Cruz del Tercer Milenio, pasando el Parque Japonés, hasta los museos, bibliotecas y un sinfín de actividades. También hemos hecho talleres de fútbol y alimentación saludable, donde los recursos también han salido de la Ley SEP”, manifestó Alfaro.

Asimismo, con los mismos recursos de un Plan de Mejoramiento Educativo se mejoró el equipamiento para la sala de enlaces del establecimiento. “Este año, a través del Dictamen 41, también pudimos gastar recursos SEP en implementación de espacios educativos, entonces tuvimos la posibilidad de renovar todo el mobiliario de la sala de computación”, valoró el Víctor Alfaro.

Formación y compromiso de la comunidad

Sin duda, la mayoría de los padres y apoderados no saben o no conocen en plano de detalle lo que es un Plan de Mejoramiento Educativo, pero al interior de esta comunidad, progresivamente ha existido una formación, con el objetivo que todos estén informados de los planes, recursos, mejoras, acciones y resultados.

“La directora y los apoderados, siempre han tenido un papel sumamente relevante en el colegio, ella (Carla Castillo) se reúne no solamente con el Centro General de Padres, sino también con todos los subcentros de los cursos, entonces eso ha ayudado a que la comunicación sea más directa y fluida, entonces ellos están informados de las mejoras”, declaró el encargado del Plan de Mejoramiento.

En la misma línea, Víctor Alfaro Rojas, cree que este proceso informativo y participativo es fundamental para entender la gestión del Colegio Santa María del Refugio. “Hay que educar a los papás, porque ellos no van a entender lo que es un PME (Plan de Mejoramiento Educativo) o un PIE (Plan de Integración Escolar) a secas, entonces hay que, informarlos a ellos, ese trabajo de hormiguita lo ha hecho muy bien la directora, para que ellos vayan entendiendo sobre los recursos que llegan al colegio, porque siempre hemos sido un colegio gratuito y que se financia con los aportes estatales”, sentenció.